Cómo reparar un neumático pinchado

en
Categorías Consejos GF Neumáticos

Reparar un neumático pinchado puede ser toda una odisea. En la mayoría de los casos, el percance termina con una costosa visita al taller, una pérdida de tiempo y dinero que puede ser todavía mayor si en lugar de optar por una reparación, te decides a cambiar la rueda averiada… y su par, claro.

Sin embargo, si eres de los que ha sufrido alguna vez uno de estos contratiempos en carretera y has optado por el plan más económico, a lo mejor has podido percatar ya de que reparar el pinchazo de un neumático no tiene por qué ser un trabajo dificultoso, ni mucho menos. Tanto si es así, como si es la primera vez que te planteas solucionar tú mismo este problema, no te pierdas nuestras instrucciones. Hemos calculado que reparar uno de estas fugas de aire no cuesta hoy en día más que diez minutos y diez euros.

¿Has pinchado una rueda? Repararla tú mismo
Lo más importante es detectar localizar el pinchazo y saber por qué se ha producido. Lo más habitual es encontrar algún clavo o tornillo incrustado en la banda de rodadura. En el kit que te recomendamos a continuación, tienes la herramienta necesaria para retirar el objeto que ha producido el pinchazo e introducir el tapón o “churro” –denominación popular de este elemento– con el que vamos a repararlo.
En la mayoría de los casos, sobre todo si el pinchazo se ha producido en una rueda delantera, lo normal es que no tengas que quitarla del coche. En la trasera, todo dependerá de si logras tener buen acceso o no a la misma. Si tienes margen de maniobra, ahorrarás mucho tiempo sin tener que quitarla, pero la opción más segura siempre es sacar la rueda para trabajar mejor.

Modo de empleo :

Localice el hoyo hecho por el cuerpo extraño y utilice el punzon lija para preparar y limpiar el hoyo.
Hunda la mecha con el punzón aguja hasta alcanzar su centro. Se deben untar las mechas con pegamento, salvo si éstas lo están ya.
Inserte la mecha en el hoyo con la ayuda del punzón aguja y déjela sobrepasar solamente unos centímetros.
Retire delicadamente el punzón aguja girando la mecha en el interior del neumático.
Se debe ahora cortar con un cutter el exceso que sobrepasa.
¡ Su neumático está reparado ! Infle nuevamente sus neumáticos y verifique que no pierda más de 0,1 bar por mes como un neumático en perfecto estado.

Reparación desde el interior
La introducción de una pieza de reparación de neumático llamada « seta » es el método más fiable, aunque es también el más costoso y necesita de un equipo profesional. Se debe desmontar el neumático para luego proceder a diferentes maniobras : limpieza, cepillado, perforación, vulcanización de la « seta » y recorte del exceso.

Esta solución es recomendada por los fabricantes.

Se trata de los dos métodos más frecuentes de reparación.