Cómo reparar un neumático

en
Categorías Consejos GF Neumáticos

Sufrir un pinchazo en un neumáticos no es algo inusual. Se trata de uno de los problemas más comunes a los que nos enfrentamos al volante de un coche o sobre una moto. Un pequeño clavo, un trozo de cristal o cualquier objeto afilado puede dañar o pinchar el neumático de nuestro vehículo. Esto es algo que ningún conductor desea experimentar y es probable que ocurra en el momento más inoportuno causándole muchos problemas.

Con independencia de que el neumático de su coche sea normal o sin cámara, no es posible seguir conduciendo en tales condiciones, ya que puede causar daños mayores en el neumático y las llantas, además del riesgo potencial de sufrir accidentes y el peligro a la seguridad que esto supone.

Cuando se produce un pinchazo, es comprensible que se quiera intentar reparar el neumático afectado en lugar de cambiarlo, sobre todo si no hace mucho que se ha comprado el neumático en cuestión.

Para la reparación de neumáticos pinchados, es posible utilizar diversos métodos. Podemos encontrar soluciones de carácter temporal, como los distintos kits antipinchazos, que nos permiten arreglar el pinchazo por un tiempo limitado, poder conducir a baja velocidad (hasta 80 km/h) y lograr llegar a un lugar seguro o al centro de reparación más cercano para poder efectuar la reparación definitiva del pinchazo.

En este artículo vamos a descubrir en qué consisten estos kits de reparación, los tipos que se ofrecen y cómo usarlos. También explicaremos en qué casos es posible realizar una reparación del neumático que sea segura o, por el contrario, debe ser cambiado.

Además de tener el seguro del coche o la moto en vigor, lleve siempre un kit para arreglar neumáticos por usted mismo, su gran aliado que puede ayudarle a salir de situaciones imprevistas y desagradables, sobre todo si el pinchazo sucede en una carretera remota.