Etiqueta: prevencion de accidentes

Sabes que puedes tener de forma muy sencilla unas fantásticas macetas con neumáticos en tu jardín? Desde las ideas y fabricaciones más simples hasta las más sofisticadas y laboriosas, las alternativas para darles a las ruedas de coches una segunda vida útil te van a encantar.

APRENDER A ELEGIR EL TIPO DE NEUMÁTICO ADECUADO PARA CADA AUTO Y CAMINO, PUEDE PREVENIR ACCIDENTES Y OPTIMIZAR SU VIDA ÚTIL.
Bridgestone, la compañía de neumáticos más grande del mundo, le enseña cómo interpretar los datos clave grabados en sus neumáticos para hacer la mejor elección de acuerdo a cada vehículo y tipo de camino. Con estos consejos se aclaran dudas que ayudarán a brindar mayor confort en el vehículo, mejorar los resultados de desempeño y aumentar la vida útil de los neumáticos.

Lo primero que se debe tener en cuenta es la medida especificada por el fabricante para cada marca de autos. Este dato figura ya sea en el manual del vehículo, en la puerta del conductor o en la tapa del tanque de combustible con una placa metálica o plástica.

La medida del neumático se compone de una serie de números que indican el ancho de sección de ésta en milímetros, seguido de la altura de la sección o altura del costado, el tipo de construcción del neumático ya sea radial o diagonal, y el diámetro del rin en pulgadas: por ejemplo 195/60R15 representa un neumático de 195 milímetros de ancho, 60 de ancho (medida porcentual), de construcción Radial (R) y 15 pulgadas de diámetro de rin. Es importante tener en cuenta que, colocar un neumático de otra medida, en algunos casos se puede ocasionar pérdida de confort de manejo, variaciones en la lectura del velocímetro y aumento en el consumo de combustible.

Asimismo, al colocar un neumático es necesario identificar su forma correcta; en algunos diseños asimétricos se debe reconocer la cara externa (outside) o interna (inside) para su correcta colocación; este dato se pude ver fácilmente en el costado de la rueda.

Otro detalle clave es respetar la carga y velocidad máxima que el neumático puede soportar. Este índice se compone de un código alfanumérico determinado por la tabla internacional de significados, donde los números corresponden a la carga y las letras a la velocidad.

Además, es necesario revisar la presión de inflado al menos una vez al mes y considerar el Indicador de desgaste de rodamiento, TWI por sus siglas en inglés (Tread Wear Indicator), que establece el momento en el que las llantas llegaron a su deterioro máximo y deben ser reemplazadas.

Es importante recordar que las llantas son uno de los elementos de seguridad más importantes de los vehículos, ya que son las autopartes que mantienen el contacto directo con el suelo. Por ello, hacer la elección correcta y brindar un mantenimiento adecuado del neumático, no sólo ayudará a un mejor funcionamiento del auto, sino también, a prevenir accidentes.